CENTRO DE INTERPRETACIÓN

DE LA APICULTURA PARA LA

CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD

miel

La miel es un producto natural fruto de la interrelación entre plantas y abejas. A cambio de que le ayuden en la polinización, las plantas ofrecen sus néctares y mielatos a los insectos. Para producir un kilo de miel, una abeja obrera necesita transportar 5 kilos de néctar, lo que equivale a recorrer 8.000 km y realizar 200.000 vuelos desde la colmena para pecorear un millón de flores

El proceso de la miel

El néctar, es la savia transformada de las plantas depositado en los nectarior de las flores donde las abejas lo recogen como materia prima para elaborar la miel. Está compuesto principalmente por agua y por entre un 30 o 40 % de azúcares junto con ácidos orgánicos, aromas y sales minerales.Una vez en la colmena las abejas inician un complejo proceso en el que tras añadirle enzimas para transformar la sacarosa en glucosa y fructosa la depositas en las celdillas de los panales para que madure perdiendo gran parte de su agua.

Continuar en “Proceso obtención de la miel” >>

Propiedades terapéuticas

La miel contiene sobre todo hidratos de carbono de fácil asimilación, por lo que es un producto energético ideal para niños y deportistas. También un estupendo reconstituyente contra la fatiga o el estrés. Contiene ademas prebióticos, sustancias muy reconocidas en salud humana. Todas las mieles, en general, tienen poder antibacteriano y antiséptico. Y por tanto refuerzan el sistema defensivo y cicatrizan heridas. La miel de castaño de Granada es especialmente adecuada para ello.


Al uso de miel, cera y propóleos, productos clásicos, se ha unido el de la jalea real y el veneno. La Apiterapia moderna recomienda combinarlos con aceites esenciales de origen vegetal, para ampliar su eficacia. Además, los verdaderos apiterapeutas comprenden que su labor complementa a la medicina convencional.

Continuar en “Apicultura y Salud” >>

Uno de los mejores alimentos que

nos ofrece la naturaleza

Pulsar para ampliar

Apicultura y Salud

El proceso de recolección y tratamiento de la miel es prácticamente artesanal. Es un alimento totalmente natural, al que no se le añade ningún aditivo ni conservante. Tiene la ventaja de que por su alto contenido en azúcares, puede conservarse durante largo tiempo.

La “Miel de Granada” nos ofrece una excelente calidad y una gran variedad de colores, sabores y aromas. Podemos disfrutar de mieles monoflorales de castaño, romero, tomillo, naranjo o azahar, aguacate (exclusiva de la zona) y cantueso, y mieles multiflorales como la miel de la sierra y la miel mil flores.

Continuar en “Tipos de Miel de Granada” >>

Contacto | Términos de Uso | Política de Privacidad


Copyright © 2011 Consejo Regulador Denominación de Origen Protegida Miel de Granada.

Todos los derechos reservados